Suelo reservar la tarde del domingo, un rato al menos, para hacer un repaso mental de lo que me ha parecido mas interesante a nivel de enlaces durante toda la semana. Quizás, antes -hablo de bastantes meses atrás- dedicaba mas tiempo a buscar paginas nuevas, o entradas nuevas, si fuera el caso de que fueran conocidas y ya las hubiera incluido en mis enlaces, pero ahora, desde que empecé a incorporar los breves mensajes de Twitter (o Twibes) la situación cambió, y en lugar de mi busqueda tradicional, me he concentrado en seleccionar los comentarios que tuvieran mas interés.

El domingo anterior ya lo hice. Y si os dais cuenta, de no hacerlo así, muchos de esos comentarios pueden llegar a perderse ya que quedaran sepultados por los nuevos mensajes y por desgracia, algo como “voy a pasear al perro” en respuesta de “que es lo que estas haciendo” o “voy a trabajar duramente”, será inevitablemente el ejecutor de que no acaben siendo visibles y se oculten por los siglos de los siglos.